Emprender, un estilo de vida

Young thoughtful handsome man in casual thinking over the ideas

Muchas personas que en algún momento de la vida tienen el deseo de emprender su propio negocio, se detienen incluso antes de empezar por pensar que quizá no cuenten con los requisitos necesarios que un emprendedor necesita, o por miedo a la cantidad de obstáculos que pueden atravesarse en el trayecto o por simplemente pensar que su idea de negocio no funcionará y en lugar de ganar, perderán lo invertido. Y es que ser empresario es una aventura de vida, donde pase lo que pase siempre se gana, pues el aprendizaje es la mejor recompensa que intentar le puede dar.

Iniciar un negocio significa renunciar a la comodidad de trabajar para una corporación por una apuesta a futuro, es saber que usted mismo es su propia motivación para esforzarse en llegar a la meta, sin dejar a un lado que el trabajo de un emprendedor nunca termina, pues requiere de trabajo constante y ganas de superarse día tras día.

Creatividad, flexibilidad, organización y dinamismo son solo algunas características que el perfil de un emprendedor exige, sin embargo, son muchísimos aspectos los que debe tomar en cuenta cuando decida aventarse a esta aventura.

Sin miedo

Como diría el filósofo Lucio Anneo Séneca, “no nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas”, y es que la vida se pasa demasiado rápido como para gastarla evitando el fracaso. Cuando decida fundar su propio negocio nunca se permita mirar atrás, pues su enfoque debe estar en perseguir sus objetivos y no en sus fallas. Para trascender debe estar dispuesto a fracasar, los grandes empresarios del mundo no tuvieron miedo a intentarlo con la consciencia de que podían no alcanzar lo propuesto, pero de eso se trata, de ir conociendo los distintos campos hasta llegar al indicado.

Buenos aliados

Las personas que escoja como socios para empezar con un negocio son parte determinante en el proceso, ya que además de disfrutar de su compañía, debe enfocarse en evaluar que su compañero posea cualidades como desempeño, responsabilidad, proactividad y trabajo en equipo, entre otros, pues quienes actúan de tal manera, plácidamente maximizan su cometido y aprovechan cada oportunidad que se presenta, así, cuando se presente una dificultad, porque siempre existirán, el trabajo en conjunto y las ganas ayudarán a resolver sin excusas para seguir adelante.

Currency symbols on human hand. Money making and wealth

Fuentes de financiamiento

El financiamiento es el mecanismo mediante el cual se obtienen recursos de carácter económico para algún proyecto en específico. A través de este proceso, las empresas logran una economía estable para luego poder expandirse. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan la mayoría de emprendedores al iniciar sus negocios es el no contar con los recursos económicos necesarios para llevarlo a cabo, no obstante, existen distintas fuentes de financiamiento como ahorros y bienes personales, préstamos bancarios o de prestamistas, crowdfunding e inversionistas, entre otros, que pueden ayudar a obtenerlos.

Escuchar a otros empresarios

Ningún emprendedor reconocido nació con los conocimientos, habilidades y experiencias necesarias para obtener éxito en el mundo de los negocios. Hay personas que piensan que se las saben todas, cuando la mayoría de personas, en algún momento, necesitan consejos de quienes ya atravesaron las distintas fases de emprender. Como dice el famoso refrán, “el que no oye consejos no llega a viejo”, por lo que saber escuchar lo que otros han vivido para aplicarlo en el presente y futuro es un gran regalo de la vida, pues siempre se aprende de los demás.

Nunca dejar de intentar

Si a la primera, segunda, tercera y así sucesivamente no funciona, nunca deje de intentarlo, tómelo como ganancia, pues encontró varias maneras de cómo no de hacerlo y durante el proceso definitivamente enriqueció sus conocimientos y capacidades. Infinidad de problemas y obstáculos van a interponerse, algunos serán sencillos de resolver, pero otros podrán sacarle, como dicen, canas verdes. Aun así, rendirse ni siquiera debe estar en las posibilidades de decisión, pues ser persistente trae consigo muchísimas recompensas.

Disfrute el proceso

Construya su negocio alrededor de sueños, metas y objetivos claros. Ser emprendedor implica tener pasión y entusiasmo por construir un legado, así que independientemente de las dificultados y tropiezos, disfrute y diviértase en cada momento, no hay nada mejor que amar lo que hace.

Jan 1, 2019 8:30:00 AM

María Fernanda Roca

negocio, emprendimiento, empresa

Leave a Reply